EL CONSORCIO COMARCAL DE BOMBEROS DE LA SIERRA DE CAZORLA INCORPORA A SU EQUIPAMIENTO UN NUEVO VEHÍCULO DE RESCATE

0 11

Paco Reyes ha participado en la presentación de este todo terreno, en el que se han invertido 60.000 € y que mejora las prestaciones de este parque gestionado por Diputación.

El parque del Consorcio Comarcal de Bomberos de la Sierra de Cazorla que gestiona la Diputación Provincial cuenta desde hoy con un nuevo equipamiento que permite mejorar la prestación del servicio de prevención y extinción de incendios. Se trata de un vehículo especialmente preparado para rescatar personas, un todo terreno que ha sido presentado por el presidente de la Administración provincial, Paco Reyes, en un acto en el que también han estado presentes el diputado de Servicios Municipales, José Luis Hidalgo, el diputado de Infraestructuras Municipales, José Luis Agea, y alcaldes de los municipios a los que este parque ubicado en Peal de Becerro presta servicio: Cazorla, Chilluévar, Hinojares, Huesa, La Iruela, Larva, Peal de Becerro, Pozo Alcón, Quesada y Santo Tomé.

Desde la Diputación, como ha resaltado Reyes, “somos conscientes del papel que tiene contar con una seguridad pública de calidad, sea policía, guardia civil o el servicio de extinción de incendios, que trabajamos para mejorar poco a poco”. En este sentido, ha recordado que este es el “segundo parque comarcal que pusimos en marcha, desde el que se atiende a las casi 31.000 personas que viven en estos municipios, pero también a aquellas que visitan esta parte del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas”.

Sobre este nuevo equipamiento, que ha supuesto una inversión de 60.000 euros, Paco Reyes ha destacado que “será muy útil en este parque al estar especialmente preparado para realizar rescates de personas en zonas de difícil acceso, algo muy necesario en una comarca tan montañosa como la cazorleña”. Por ello, el vehículo incorporado al parque de bomberos de Cazorla es un todo terreno tipo pick up con doble cabina y 5 plazas, con caja y lona abatible y una potencia de 150 caballos.

La dotación completa de este vehículo también incluye una camilla nido, cuatro cadenas para ruedas para la circulación con nieve, dos calzos de ruedas, dos triángulos de señalización, tres chalecos, una caja de herramientas universal, botiquín de primeros auxilios, tres linternas recargables con cargadores, emisora de radio, navegador, mando de sirena acústica, altavoces de 100 W, puente de luces LED de color azul montado sobre el techo del vehículo, amplificador de sirena de 100 W con megafonía y 3 tipos de sonidos, cabestrante eléctrico y un gancho remolque.

“Con la incorporación de este vehículo de rescate mejoramos el equipamiento que utilizan los grandes profesionales que trabajan en este parque comarcal, para que puedan seguir haciendo esta labor tan magnífica en la que piensan siempre en la seguridad de las personas, el territorio y los inmuebles que se encuentran en la zona”, ha subrayado Paco Reyes. Un equipamiento que se suma al que ya posee este consorcio: un furgón de salvamento dotado con una cisterna de 500 litros, una bomba rural pesada con una cisterna de 3.000 litros, una bomba urbana ligera dotada de una cisterna de 1.000 litros, una unidad de intervención rápida con una cisterna de 400 litros y un equipo de excarcelación.

De esta forma, ha añadido que “la comarca de la Sierra de Cazorla cuenta con un parque de bomberos perfectamente preparado para hacer frente a los potenciales incendios y accidentes que se puedan producir”. En concreto, en 2023 fueron más de un centenar los servicios prestados en los más de 1.377 kilómetros cuadrados que tiene que atender. Para Reyes, este parque es una “demostración palpable del compromiso de la Diputación con la cohesión territorial del territorio, para que los jiennenses y las jiennenses tengan las infraestructuras y los servicios básicos cubiertos independientemente del lugar donde vivan, sin duda la fórmula que hay que seguir para luchar contra la despoblación”.

De ahí que desde la Administración provincial, como ha apuntado su presidente, “impulsamos la construcción de parques como este o el de la Sierra de Segura, que este año contarán con un presupuesto de casi 1 millón de euros”. A las inversiones en estos dos parques comarcales se suman los 4,86 millones de euros presupuestados en 2024 por la Diputación para los parques de municipios mayores de 20.000 habitantes, desde los que se presta el servicio de prevención y extinción de incendios a las poblaciones más pequeñas de su entorno.

Esta labor se ampliará con los dos nuevos parques de bomberos que operarán en la comarca de Sierra Mágina: uno en Bedmar, cuya construcción está muy avanzada tras una inversión de más de 1 millón de euros y desde el que se prestará servicio a 8 municipios de la comarca (Bedmar y Garcíez, Albanchez de Mágina, Bélmez de la Moraleda, Cabra del Santo Cristo, Jimena, Jódar, Mancha Real y Torres) y unos 32.000 habitantes; y otro en Cambil, con un presupuesto de licitación superior a los 2 millones de euros, que está a la espera de las autorizaciones urbanísticas por parte del Ayuntamiento cambileño para poder iniciar el proceso de licitación de obra. Desde este parque se atenderá a una población cercana a los 16.000 habitantes, pertenecientes tanto a dicha localidad como a las de Campillo de Arenas, Huelma, Los Cárcheles, Noalejo y Pegalajar.

Por todo ello, el alcalde de Peal de Becerro, David Rodríguez, ha dado las gracias al presidente de la Diputación y los diputados provinciales por “creer en las zonas rurales, apostar por ellas. Si no fuera por esa apuesta decidida, municipios como los que componen esta comarca cazorleña no tendrían estos servicios de atención y de emergencia tan cercanos”, un servicio con el que “hemos conseguido reducir los tiempos de socorro, y año tras año la Diputación sigue invirtiendo para mejorar este servicio y atender a los vecinos de la zona”, ha concluido.