700 vacas cruzan la mesta en la I Feria de la Trashumancia en Burunchel

0 120

La primera feria de la trashumancia celebrada este domingo en la pedanía de Burunchel del municipio de La Iruela ha resultado ser todo un éxito, donde se dieron cita folclore, tradición y el espectacular paso de 700 vacas bravas por la mesta del cordel de Burunchel.

Era el principal atractivo por el que se congregaron cientos de personas. Ver el paso del ganado hacia los altos pastos de la sierra. 700 cabezas de vacas bravas de la ganadería de los hermanos Chinchilla. Es el ir y venir de la trashumancia, pues en octubre realizaran el mismo recorrido hacia los verdes pastos que por entonces estarán en Sierra Morena.

Un espectáculo que se produce cada año “cada vez crea mas expectación por lo que decidimos al principio del mandato hacer una feria entorno a esta actividad pero con la pademia no pudimos”, cuenta el alcalde de La Iruela, Daniel Sánchez.

Pero estaban decididos a que no se postergase mas a petición de los propio vecinos de la pedanía de Burunchel por donde pasa la mesta. “Se trata de aprovechar esta modalidad de pastoreo y convertirla en un atractivo turístico mas para nuestro municipio”.

La I Feria de la Trashumancia ha sido dotada de contenidos en torno a la tradición folclórica y etnográfica de gran arraigo en este municipio serrano con una gran participación organizada por la Asociación de Mujeres”las Palomas” de Burunchel. Su presidenta Rosi Fábrega se ha explicado que se ha hecho con mucha ilusión “porque llevamos mucho tiempo intentando sacar adelante esta Feria entorno a algo con gran arraigo en Burunchel y a que no tenia gran visibilidad”. Par esta ocasión han contado con la colaboración de las ganaderías locales como la de Los Malenos, Ángel Moreno y Ganadería Campillo.

La I Feria de la Trashumancia ha contado con importantes alicientes como una exhibición de los trajes y bailes tradicionales de la sierra. Degustaciones gastronómicas y hasta un concurso para ordeñar una cabra, cuya leche también degustaron los asistentes. Y como no una paella gigante para lugareños y turistas que se acercaron a vivir esta feria de la trashumancia esta gran experiencia.